El Ejemplo de Bernabé

Hechos 9:27

The_Example_of_Barnabas

Antes de encontrarse a Jesús en el camino a Damasco, Saulo (quien más tarde sería conocido como el Apóstol Pablo) fue uno de los grandes enemigos de los Cristianos: “Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel” (Hechos 8:3). Pero la conversión de Saulo fue dramática y unos años más tarde el trató de unirse con los creyentes de Jerusalén. Sin embargo, con su reputación de odio por los Cristianos, los discípulos no querían aceptarlo.

Pero un hombre vio más alla de los errores del pasado; vio más alla del lodo cenagoso del cual el había sido sacado; vio la gracia de Jesús la cual había obrado un milagro en la vida de Saulo – ese hombre fue Bernabé! Bernabé creyó en Saulo, lo confortó, y lo defendió ante otros creyentes.

Hechos 9:27
“Entonces Bernabé, tomándole, lo trajo a los apóstoles, y les contó cómo Saulo había visto en el camino al Señor, el cual le había hablado, y cómo en Damasco había hablado valerosamente en el nombre de Jesús.”

Saulo estaba ardiendo por Jesús, listo para predicar el evangelio con la misma energía que una vez usó para perseguir a la iglesia. Pero después de un corto tiempo en Jerusalén, Saulo tuvo que huir por su vida y regresar a su casa en Tarso. No está claro lo que hizo por los próximos años, pero no hay evidencia del trabajo ministerial hasta que Bernabé, una vez más, encontró a Saulo y le dió el animo necesario.

Hechos 11:25-26
“Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole le trajo a Antioquía. Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente.”

El Apóstol Pablo fue para tener un gran impacto en la formación temprana de la Iglesia y en definir la doctrina de la Iglesia antes que ningún otro seguidor de Jesús. Pero de no haber sido por Bernabé, Pablo quizá jamas hubiera predicado ni siquiera en su propio patio. En los días tempranos de la Iglesia, Bernabé creyó en lo mejor de la gente y los animó en cada oportunidad. La motivación de Pablo resulto en más frutos para el Reino de Dios que cualquier cosa que el hubiera hecho o imaginado.

Todos conocemos a alguien que necesita un empujón – alguien en desesperada necesidad de un amigo que crea en ellos – alguien necesitando a un Bernabé! Animemos a otros ahora creyendo en el poder de Cristo trabajando a través de sus vidas; viendo más alla de lo que podemos ver, pensando en lo que sabemos que Jesús puede hacer con una vida completamente dedicada a El. Seamos la chispa que reinicie el fuego en otros y ayude a regresar a la gran carrera – busquemos oportunidades para animar a nuestros Hermanos y Hermanas de acuerdo al ejemplo de Bernabé.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

Leave a Reply