Llevarnos Hasta la Perfección

Filipenses 1:6

Carry_Us_To_Completion

Una gran tragedia dentro de la fe Cristiana es que muchos de los que creen que están en el camino para el cielo van a darse cuenta un día que están tristemente equivocados. Ellos han sido mal informados y creen que una membresía de una iglesia, buenas obras o clases especiales les van a asegurar su salvación, pero ellos serán echados a un lado en el día del juicio. Esta tragedia debe de ser combatida hablando la verdad acerca de la Salvación. Tenemos que enseñar acerca de la necesidad de creer en la gracia salvadora ofrecida a través del sacrificio de Jesús para el perdón de los pecados. Tenemos que enseñar que fe en Jesucristo – El Señor y Salvador claramente presentado en la palabra de Dios – es la ÚNICA manera!

La segunda gran tragedia es que muchos de los que verdaderamente han creído en Jesús para el perdón de pecados, y han deseado amarlo y servirle con todo su corazón, vivirán sus días en la tierra llenos de duda y temor. Ellos están en su camino al cielo pero dudan cuando no se sienten “suficientemente buenos” para merecer tal regalo, y le temen a un Dios Santo que jamás pudiera salvar a tan vil pecador. De la manera que ellos se acercan a la Luz, sus fallas son reveladas y se desaniman o tratan de “trabajar” mas duro para complacer a Dios y ganar Su aceptación. Debemos también pelear esta tragedia hablando la verdad acerca de la salvación.

Pero la verdad gloriosa es que ninguno de nosotros es suficientemente bueno! “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Sin la gracia de Dios, nadie podría esperar pegarle al blanco de Su perfecta gloria.

Nosotros no entramos al cielo basados en lo que hemos hecho – solo en Quien hemos puesto nuestra fe; “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe” (Efesios 2:8). En el momento de Salvación, nos transformamos en un hijo eterno de Dios: “No sois vuestros; Porque habéis sido comprados por precio” (1 Corintios 6:19-20). Fuimos comprados con la sangre de Jesús y nos hemos transformados en “nueva creación: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). Una nueva creación no continua en el mismo camino viejo.

Nosotros hemos “nacido de nuevo” cuando el Espíritu de Dios transforma nuestro corazón; y como nueva creación, debemos de aprender a gatear, después caminar, y un día correr! Probablemente algunas veces tropeceremos, pero la promesa de Dios es que continuaremos creciendo; porque es Su plan que TODOS sus hijos lleguen a ser “conformes a la imagen de su Hijo” (Romanos 8:29)…y esa transformación es un proceso de por vida!

Filipenses 1:6
“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.”

Dios nos dió Su Espíritu Santo y fuimos “sellados para el día de la redención” (Efesios 4:30). Estemos seguros de la promesa de Dios. Debemos continuar acercándonos y dandole más de nuestro corazón, pero también debemos recordar que somos de El y el VA a terminar el trabajo que comenzó. Nuestro Padre Celestial nos ha salvado Y prometió llevarnos hasta la perfección.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply