Como Guardar Su Depósito

Deuteronomio 11:17-20

How_To_Guard_His_Deposit

En el mensaje “Guardemos el Buen Depósito” vimos la importancia de proteger lo que Dios ha puesto en nuestro corazón. El a menudo nos da momentos de Divina intimidad como una prueba de la vida que El desea para nosotros – una vida de continua pasión por Dios; una vida en donde todos nuestros pensamientos, palabras, y acciones se conviertan en un acto de adoración.

Mientras estos momentos se desvanecen, nosotros elegimos tomar nuestros pasos definitivos y seguir el llamado de Dios, o permitimos que nuestro corazón lentamente se aleje. El mundo naturalmente nos arrastra lejos de los deseos de Dios y aún hace que nos olvidemos de Su llamado. Entonces como realmente “guardamos” lo que Dios nos ha dado y realmente aceptamos su invitación a acercarnos?

Deuteronomio 11:17-20
“Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos. Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes, y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.”

Cuando Dios llamó a los hijos de Israel, El sabía que enfrentarían las mismas dificultades que enfrentamos hoy: “Guardaos, pues, que vuestro corazón no se infatúe, y os apartéis y sirváis a dioses ajenos, y os inclinéis a ellos” (Deuteronomio 11:16). El dijo que los valores del mundo nunca deben distraernos de nuestra tarea principal de amar “a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas” (Deuteronomio 6:5).

Dios le dijo a su gente escogida que la mejor forma de mantenerse cerca de El era mantenerse cerca de Su Palabra, a través de la disciplina de la lectura, la enseñanza, discusión, y aplicación. Cuando nuestras vidas están completamente inmersas en Su Palabra, las “atracciones” del mundo pierden su poder y no más nos arrastran del camino de Dios.

Pero Su deseo nunca fue que nos detuviéramos con disciplinas externas. Mientras estas de alguna forma son útiles en sí mismas, el final deseado es siempre que Su Palabra quede escrita en nuestro corazón y que nuestros pensamientos se mantengan con El todo el día! Solo mientras se le permita a El verdaderamente vivir a través de nosotros, serán nuestras vidas transformadas en un completo sacrificio de adoración.

Si ésta es la vida que queremos, entonces debemos comenzar con un disciplinado acercamiento a la Palabra de Dios. Yo sugiero que apartamos un tiempo y un lugar específico cada día que podemos dedicar a la oración y estudio de TODA Su Palabra. El pronto nos recompensará con una relación más íntima mientras Su Palabra queda escrita en nuestro corazón. Mientras continuamos creciendo, nuestros pensamientos serán alineados mas y mas con Cristo. Lo que empezó con gran esfuerzo de pronto será tan natural como respirar. El mundo siempre tratará de arrastrarnos, pero no tendrá éxito; porque habremos aprendido como guardar Su depósito.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply