La Plomada de Dios

Amós 7:7-8

God's_Plumb_Line

Amos era pastor cuando Dios lo llamó a predicar al norte de Israel. La gente de Dios se había extraviado gravemente de Su camino. Por más de ciento cincuenta años, el norte del reino había adorado por su propias reglas y aún comenzaban a adorar otros dioses. Amos fue enviado para revelar su pecado y llamar a la gente al arrepentimiento. El advirtió que ellos debían regresar a Dios con todo su corazón o enfrentar eminente juicio.

Amós 7:7-8
“Me enseñó así: He aquí el Señor estaba sobre un muro hecho a plomo, y en su mano una plomada de albañil. Jehová entonces me dijo: ¿Qué ves, Amós? Y dije: Una plomada de albañil. Y el Señor dijo: He aquí, yo pongo plomada de albañil en medio de mi pueblo Israel; no lo toleraré más.”

Una plomada es simplemente una cuerda con un peso en un extremo que cuelga recto debido a la fuerza de la gravedad. Por miles de años, las plomadas han sido usadas por constructores como una guía. Construir una pared parece relativamente fácil: poner un ladrillo sobre otro hasta alcanzar el ancho y alto establecido. Pero sin una linea de referencia, es casi imposible determinar cuando la pared está recta. Sin una verdadera guía, nuestros bien intencionados esfuerzos producen un accidentado desorden el cual pronto se desmoronara y se caerá.

Dios usó una plomada para mostrar que la gente de Israel fueron en algún tiempo fiel, pero ahora estaban construyendo sus vidas sin una referencia. Dios habia establecido claros lineamientos y los habia preservado con Su Palabra; El estaba ahora trayendo juicio de acuerdo a sus estándares inmutables; “Y ajustaré el juicio a cordel, y a nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y aguas arrollarán el escondrijo” (Isaías 28:17).

La gente no escuchó la plegaria de Amos. Ellos continuaron viviendo fuera de la voluntad de Dios y fueron guiados por sus propios deseos malvados. El juicio de Dios vino treinta años después del final del ministerio de Amos, mientras El permitió al ejercito Asirio marchar a través del reino del norte y traer completa destrucción en el año 722 AC.

Dios nos está haciendo el mismo llamado ahora. No podemos continuar construyendo usando el sistema de valores del mundo como nuestra referencia. Este es un estándar en constante cambio, hundiendonos más y más profundamente en el lodo cenagoso. Podemos tratar de justificar nuestras acciones manteniendonos “por encima” de los estándares del mundo; pero mientras continuamos hundiendonos seguiremos hacia abajo. Este NO debería ser nuestro camino elegido!!

Nuestras vidas necesitan una referencia inmutable que nos llame cuando nos extraviamos. Esta referencia debe ser la Palabra de Dios la cual nos llama hacia una vida de absoluta y pura devoción. Cuando construimos en el fundamento de Cristo y determinamos amarle con TODO nuestro corazón, Su Palabra asegura que nos levantaremos y no nos encontrarían inclinandonos hacia la derecha o la izquierda. Construyamos una vida que es verdadera y que no vacila – vivamos por Su Palabra y construyamos de acuerdo a la plomada de Dios.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply