Por Todos los Medios Posibles

1 Corintios 9:22

By_All_Possible_Means

El Apóstol Pablo fue un pilar de fortaleza que vio los caminos de Dios con más claridad que cualquier otro individuo. El tenía una valentía única en su mensaje porque el había recibido el evangelio directo de Dios: “Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo” (Gálatas 1:11-12).

No hay duda que Pablo tenía una unción especial: “porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel” (Hechos 9:15). Pero si Pablo se hubiera mantenido atado a esta muy favorable posición de fuerza y conocimiento superior, su ministerio hubiera sido severamente limitado.

1 Corintios 9:22
“Entre los débiles me hice débil, a fin de ganar a los débiles. Me hice todo para todos, a fin de salvar a algunos por todos los medios posibles.”

¡Pablo estaba tan dedicado a predicar el evangelio que él pudiera humildemente ministrar a cualquier persona! El estaba determinado a alcanzar a toda persona que Dios pusiera en su camino – aún si eso significaba minimizarse a si mismo y volverse débil.

Debemos ser cuidadosos para entender que debilidad no significa que nos enredemos en el pecado! Dios NUNCA nos pide que violemos Sus mandamientos para cumplir Su voluntad; nunca necesitaremos pecar para alcanzar a alguien con el evangelio. En lugar de eso, volvernos débiles significa mostrar compasión sin importar la condición de las personas; esto significa tener la “fuerza” para caminar al lado del débil y ministrarlo con el amor de Jesús sin condenación. La debilidad santa significa mostrar gracia a otros porque entendemos la gracia que nos ha sido dada.

Mientras ministramos a los perdidos – mientras tocamos a otros que viven sin Cristo – debe haber un solo propósito para nuestro mensaje. Sin Jesús TODOS estamos perdidos y en el camino a eterna condenación; “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Nunca debemos olvidar esta verdad básica. Nunca debemos permitir que nuestra posición en Cristo nuble el mensaje de la cruz. Hemos sido salvos y liberados; “nos ha librado de la potestad de las tinieblas” (Colosenses 1:13). Pero ahora que estamos libres, debemos entender que el mundo a nuestro alrededor esta desesperadamente en necesidad de este mismo Salvador.

Cada uno de nosotros tiene un mensaje para compartir – un mensaje que puede animar y ser usado para acercar a otros a la fe en Jesús. Comencemos a compartir este mensaje con TODOS. Comencemos a poner el pie fuera de nuestro selecto y “confortable” grupo – fuera del grupo al que nos relacionamos y afirmamos comprender. Las Buenas Nuevas de Jesús son un precioso regalo salvador de vidas! Comencemos a compartir este regalo con TODOS – por todos los medios posibles.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply