Oportunidad Para Alabar

Salmos 113:3

Opportunity_To_Praise

Van a haber días cuando simplemente no nos sentiremos agradecidos – despertaremos y no nos sentiremos capaces de alabar. Sabemos que debemos “Regocijaos en el Señor siempre” (Filipenses 4:4); estamos intentando aprender el secreto de “vivir en todas y cada una de las circunstancias” (Filipenses 4:12); y queremos creer que “Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman” (Romanos 8:28), pero a veces es simplemente difícil.

Hay muchas razones (o excusas) para días como estos. De vez en cuando perdemos la perspectiva eterna de nuestra vida y de nuestro alrededor. Podríamos quitar nuestros ojos de Jesús y comenzar a ver la tormenta formandose (Mateo 14:30). Podríamos llegar a ser enredados en la mala hierba y ahogados por “las preocupaciones de esta vida y el engaño de las riquezas” (Mateo 13:22). O simplemente podríamos cansarnos.

Se debe esperar días como estos. Jesús dijo, “En este mundo afrontarán aflicciones” (Juan 14:33) – y que nuestras dificultades a veces tensionarán nuestra relación con Dios. Pero aún en medio de nuestras dificultades, estamos siendo “transformados a su semejanza” (2 Corintios 3:18). Cuando ponemos nuestra vida en Sus manos, El comienza el proceso de transformación – un proceso que CONTINUARÁ; “El que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús” (Filipenses 1:6). Aún que luchamos de vez en cuando y nos encontramos en un desierto seco, todavía estamos progresando de lo que eramos hacia lo que vamos a llegar a ser. Dios utilizará estas estaciones difíciles para moldear nuestro corazón si simplemente continuaremos confiando, amando, y alabando.

NUNCA debemos olvidar que Jesús también dijo con respecto a nuestras dificultades; “pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo” (Juan 16:33). Debemos continuar creciendo en nuestra relación con Dios hasta que El esté tan cerca que podemos verdaderamente ver como El ha vencido y alabarle todo el día y cada día. El desea nuestra alabanza, y merece, sin duda, nuestra alabanza!

Salmos 113:3
“Desde la salida del sol hasta su ocaso, sea alabado el nombre del Señor.”

El escritor del Salmo está declarando un simple hecho: el Señor ES para alabar! Jesús también hizo claro que El recibirá alabanza con o sin nuestra participación. Cuando Jesús estaba entrando a Jerusalén montado en un burro, las multitudes comenzaron a alabarle a El. Algunos de los líderes religiosos en la multitud le dijeron a Jesús que les hiciera parar, pero Jesús respondió; “Les aseguro que si ellos se callan, gritarán las piedras” (Lucas 19:40). O le ofrecemos nuestra alabanza al Creador del Universo, o las piedras comenzarán a cantar!

Sin importar nuestra situación ahora, recordemos que El es digno de nuestra alabanza! El nos ha levantado, nos ha limpiado, y nos ha adoptado en Su familia. Es triste y una terrible vergüenza, pero frecuentemente olvidamos de cuantas razones tenemos para ser agradecidos. Levantemos y usemos este y cada momento del día para regocijarnos con agradecimiento en nuestro corazón – no perdamos otra oportunidad para alabar.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply