Todo Acerca de El

Éxodo 4:11-14

It's_All_About_Him

En los últimos dos mensajes, consideramos el encuentro de Moisés con Dios cuando habló a través de la zarza ardiente. Moisés escuchó el llamado de Dios y mostró su disponibilidad diciendo, “Heme aquí” (Éxodo 3:4). Pero Dios tenía una tarea para Moisés que requería confianza completa; y la preparación empezó en establecer la santidad de QUIEN estaba llamándole: “Quítate las sandalias, porque estás pisando tierra santa” (Éxodo 3:5).

El pueblo escogido de Dios había vivido bajo la esclavitud de Egipto por mas de cuatrocientos años. Ahora, Dios escogió a Moisés para ser Su mensajero e instrumento de poder; “Voy a enviarte al faraón para que saques de Egipto a los Israelitas, que son mi pueblo” (Éxodo 3:10). Por un lado el llamado de Dios es siempre un gran honor – por el otro, puede ser causa de mucho temor.

Moisés usó cada excusa posible para convencer a Dios que había escogido mal: “¿Quién soy yo para que vaya a Faraón?” (3:11), “¿Y qué hago si no me creen ni me hacen caso?” (4:1), “porque soy tardo en el habla y torpe de lengua” (4:10). Dios era paciente con Moisés, pero al final no le aguantó mas.

Éxodo 4:11-14
“Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová? Ahora pues, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar. Y él dijo: !!Ay, Señor! envía, te ruego, por medio del que debes enviar. Entonces Jehová se enojó contra Moisés.”

Luego, Moisés fue caracterizado como el “más humilde que cualquier otro sobre la tierra” (Números 12:2). Pero ahora, parado ante Dios y recibiendo sus ordenes para la batalla, su “humildad” era nada más que una preocupación por sí mismo y una carencia de fe. Moisés vio sus propias habilidades y no vio como el éxito sería posible. Falló en ver el Creador del Universo quien prometió caminar a su lado.

Nuestro caminar Cristiano es TODO acerca de Dios trabajando por medio de nosotros. Por supuesto que nuestras habilidades se sentirán demasiado pequeñas; por supuesto que el enemigo nos parecerá demasiado grande! Los pasos que parecen ser imposibles son parte de Su plan. Nuestro Padre Celestial desea una relación íntima y apasionada construida sobre una absoluta confianza. ¿Por que nos guiaría en una dirección que no requeriría dependencia completa en El? La tarea nos puede parecer imposible, pero Su llamado es nuestra garantía mas grande de victoria; “Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” (Romanos 8:31).

Cuando Dios es verdaderamente Señor de nuestra vida, es una falsa humildad creer que no podemos seguirle donde El nos dirige. Permitamos que Su gloria llene completamente nuestra visión para que podamos seguir con denuedo, SABIENDO…que todo es acerca de El.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply