Sacrificio de Debilidad

2 Corintios 12:9,10

Sacrifice_of_Weakness

En el mensaje “Mantenerse Como Un Niño” consideramos la necesidad de venir a nuestro Padre Celestial con el entendimiento que no tenemos la habilidad de salvarnos a nosotros mismos. Después vimos nuestro llamado para acercarnos a Dios continuamente como un pequeño niño acercandose a un amoroso Padre; “cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos” (Mateo 18:4).

Pero, nosotros decimos, que seguramente Dios no quiere que nos mantengamos como niños. ¿Es que no quiere que crezcamos? Absolutamente! Pablo se dirigió a la Iglesia de los Corintios de una forma mas mundana que Espiritual porque ellos eran “como a niños en Cristo” (1 Corintios 3:1). La Iglesia estaba experimentando muchas pruebas porque fallaron en su crecimiento; “Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía” (1 Corintios 3:2).

La Palabra de Dios nunca nos llama a mantener la fe o el entendimiento Espiritual de un niño. Estas sencillas cualidades son importantes, pero debemos crecer continuamente y afirmar nuestras raíces las cuales deberán superar la tormenta. Lo que somos llamados a mantener es la sencilla humildad de un niño. Debemos aprender a estar seguros en las manos de nuestro Padre y a “acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia” (Hebreos 4:16), pero nunca debemos permitir que nuestra confianza y seguridad nos lleven a un desagradecida presunción de Su gracia. Inicialmente llegamos a Jesús débiles e indefensos; y no importa cuanto crecemos – no importa lo profundo de nuestras raíces – nos mantenemos débiles e incapaces de agregar un solo grano a la gracia que ha sido vertida sobre nosotros.

Pero nuestra debilidad es buena! De hecho, nuestro entendimiento de la debilidad alejados de Cristo y nuestro continuo caminar en debilidad es una de las pocas ofrendas que podamos dar a nuestro Señor.

2 Corintios 12:9,10
“Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad… Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.”

Dios ha escogido desarrollar Su plan a través de las vidas de Sus hijos. Estamos para reflejar la luz de Cristo en un mundo oscuro y sin vida; “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros” (2 Corintios 5:20). Y el mundo verá mejor a Cristo cuando quitemos nuestra propia fuerza percibida y permitamos que el poder de Cristo trabaje libremente a través de nosotros. Su poder se perfecciona cuando quito mi “yo” del camino y camino con humilde debilidad.

Es interesante que una de las mejores cosas que podemos dar a Dios es nuestro entendimiento de lo que no tenemos. Quitemos nuestro orgullo y de nuevo aproximémonos a Dios con las manos vacías. Ofrezcamos nuestras vidas en sacrificio vivo, como un sacrificio de debilidad.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply