Medida Completa de Nuestro Corazón

Lucas 6:38

Full_Measure_of_Our_Heart

En el mensaje “Él Será Encontrado” vimos como Dios promete que será encontrado por aquellos que lo buscan. Pero el calificador es que, Él sera encontrado por aquellos que lo buscan con TODO su corazón, “Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón” (Jeremías 29:13).

El mensaje consistente a través de toda la Palabra de Dios es que Él nos llama a regresar a una relación restaurada con Él – una relación que solo es posible a través de la fe en Jesús. Entramos a esta relación por su amorosa gracia; pero su expectativa para esta relación es que a través de la fe, le entreguemos TODO nuestro corazón.

Si deseamos esta relación restaurada con Dios – si deseamos verdaderamente “encontrarlo” – entonces nuestro corazón debe estar completamente dedicado a Él; no puede haber rivales ni afectos que compitan y nos alejan. Cuando a Jesús le pidieron mencionar el mandamiento más importante, Él respondió; “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas” (Marcos 12:30). Todo significa TODO – no trampas o engaños!

Nuestro Padre Celestial merece que le demos todo nuestro amor honesta y completamente; “Más bien, tendrás pesas y medidas precisas y justas, para que vivas mucho tiempo en la tierra que te da el Señor tu Dios, porque él aborrece a quien comete tales actos de injusticia” (Deuteronomio 25:15-16). Es tonto pensar que podemos hacerle trampa a Dios y retener aún que sea una pequeña porción de nuestro corazón, ya que al hacerlo nos hacemos trampa a nosotros mismos.

Lucas 6:38
“Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes.”

Dios ha prometido bendecir a aquellos que vienen a Él con una verdadera e inflexible fe en Jesús. Sus bendiciones incluyen el derecho de ser llamados hijos de Dios y la herencia de la vida eterna, pero su bendición se extiende hasta nuestros días en la tierra cuando recibimos la bendición del verdadero gozo, paz y contentamiento.

Cuando entendemos el concepto de la bendición verdadera, no debería sorprendernos que la medida de bendición que recibimos de Dios está en relación directa con la medida con que nosotros le damos a Él. Nuestras bendiciones fluyen de la mano de Dios cuando le damos nuestra adoración y obediencia; mientras deseamos caminar en su presencia y alabarle en cada respiro. Pero las bendiciones nunca se puede “comprar” con obediencia, ni con regalos económicos o buenas obras – siempre son un regalo de la gracia de Dios.

Nuestros acuerdos con Dios se vuelven deshonestos y engañosos cuando esperamos una medida completa de Su bendición de paz, su bendición de clara dirección, o aún su bendición de seguridad y libertad de la duda, pero todavía le hacemos trampa con cada medida que retornamos a Él. Seamos restaurados y verdaderamente recibamos la completa medida de Su bendición. Entremos en Su presencia y todos y cada uno de nuestros días demosle la medida completa de nuestro corazón.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply