Bajemos De La Orilla

Josué 3:15-16

Step_off_the_Shore

Cuando murió Moisés, Dios asignó a Josué a la posición de liderazgo. El pueblo de Israel necesitaba saber que Dios aprobó a Josué e iba a continuar dirigiéndoles mientras entraban a la tierra de Canaán. Dios estaba conciente de esta necesidad y escogió trabajar a través de Josué mientras la gente se preparó para cruzar el río Jordán; “Este día comenzaré a engrandecerte ante el pueblo de Israel. Así sabrán que estoy contigo como estuve con Moisés” (Josué 3:7).

Dios le dijo a Josué que hiciera que los sacerdotes llevaran al arca del pacto directamente en el embravecido Jordán, fluyendo a niveles de inundación durante la época de la cosecha. El prometió que cuando los sacerdotes pusieran pie en el Jordán, El iba a causar que se secara el lecho del río y las aguas “dejarán de correr y se detendrán formando un muro” (Josué 3:13).

Con todos los Israelitas esperando con gran anticipación, los sacerdotes levantaron el arca – su posesión de más honor – y tomaron su paso de fe más grande.

Josué 3:15-16
“Ahora bien, las aguas del Jordán se desbordan en el tiempo de la cosecha. A pesar de eso, tan pronto como los pies de los sacerdotes que portaban el arca tocaron las aguas, éstas dejaron de fluir y formaron un muro que se veía a la distancia.”

Dios siempre nos enseña acerca de la fe y confianza dirigiéndonos por una senda que pensamos demasiado difícil de viajar – en circunstancias que no entendemos. Después de todo, si pudiéramos ver claramente y entender, no habría necesidad de tener fe. Pero frecuentemente perdemos la oportunidad de experimentar la gloria verdadera de Dios porque fallamos en obedecer y tomar el primer paso.

Trabajando a través de Josué, Dios dio a la gente confianza en su nuevo líder. Al requerir una acción inicial (el primer paso), El enseñó una lección valiosa de obediencia y confianza. El río no retrocedió gradualmente cuando se acercaron los sacerdotes. Nada le pasó al río hasta que los sacerdotes dejaron la seguridad de la orilla y pusieron pie en el agua. Dios esperó pacientemente por un compromiso completo antes de revelar Su mano poderosa.

Yo oigo con frecuencia de gente que están indecisos acerca de dar sus vidas completamente a Dios. Más que todo, tienen temor. Tienen temor de lo que no pueden ver o entender, entonces se quedan donde están. Ellos desean tener una vida mas realizada pero están paralizados por su temor de lo que podrían perder en el proceso. Ah, si solo pudiéramos ver lo mucho que podemos ganar al darle a EL todo nuestro ser!

Dios esta esperando. Esta listo para detener las aguas y dirigirnos a una tierra nueva bondadosa – una tierra llena de Su paz y contentamiento verdadero. Pero NECESITAMOS comprometernos. Confiemos en El con cada área de nuestras vidas. Tomemos firmamente Su mano y con valentía bajemos de la orilla.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply