El es Nuestro Gozo

Hebreos 12:2

He_is_Our_Joy

El deseo de Dios es que sigamos el camino que El ha puesto frente a nosotros. Cuando Jesús vino a la tierra, tomó la apariencia de hombre y aceptó muchas limitaciones humanas. El conocía Su propósito mucho antes de ser crucificado: “Luego comenzó a enseñarles: El Hijo del hombre tiene que sufrir muchas cosas y ser rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Es necesario que lo maten y que a los tres días resucite” (Marcos 8:31). Pero El también sabía el dolor que tenía que soportar – y que el dolor sería muy real!

Horas antes de Su muerte, Jesús fue golpeado, latigado, escupido, soportó burlas y gritos y le fue colocada una corona de espinas. El Creador del Universo tuvo que soportar ser ensangrentado y desfigurado mientras los clavos eran martillados en sus manos y pies. Su gente escogida se volvió contra El y demandó Su muerte – y aquellos que El amaba más lo abandonaron.

Hebreos 12:2
“Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.”

Jesús soportó más humillación, decepción y dolor de lo que podemos imaginar. Pero el “gozo” que le permitió soportar la cruz fue la única razón por la que El vino al mundo. El vino para traer de nuevo a los hijos de Dios a una relación con su Padre Celestial. El sacrificio de Su muerte permitió un puente de la muerte a la vida. Su gozo era saber que los hijos de Dios podrían venir a El y verdaderamente conocerlo – que podrían hablar con El y adorarle…que podrían sentarse en Su presencia y ser confortados en Sus brazos amorosos.

Nosotros somos esos hijos. Nosotros somos el gozo que le permitió “soportar la cruz.” ¿Cuanto amor está envuelto en este profundo y sustancioso gozo? Suficiente amor para caminar con nosotros a través de los más ardientes fuegos, suficiente amor para cargarnos cuando somos débiles – ¡y suficiente amor para NUNCA soltarnos! “Nunca te dejaré; jamás te abandonaré” (Hebreos 13:5).

Todos enfrentamos varios tipos de pruebas, pero El mismo que “soportó” sigue caminando de nuestro lado ahora. El se ha dado a Si mismo – un gozo verdadero que nos permite soportar aún como El soportó. ¡El nos ha dado una eternidad para adorarle en Su trono, una eternidad para ser confortados y adorar su Santo Nombre! El nos ha dado un amor y una fuerza sin igual que este mundo no puede ni siquiera comenzar a comprender! Nosotros también podemos enfrentar nuestra “cruz” con gran esperanza. VAMOS a soportar cualquiera y todas las pruebas. Vamos a soportar porque El es nuestro gozo.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply