La Victoria Final

Juan 16:33

The_Final_Victory

Hoy, por todo el mundo, hay personas enfrentando situaciones que amenazan con mandar todas las cosas que aprecian a estrellarse contra en suelo. Este podría ser el resultado de malas decisiones o circunstancias completamente fuera de su control; pero de cualquier manera, ellos despertaron en medio de un torbellino y absolutamente no pueden determinar que dirección tomar. Hay muchos otros que se despertaron cansados y desalentados, y ni siquiera saben por que. Hoy de gran manera es igual a otros días pero ellos se están preguntando la utilidad de continuar.

Puedo hacer este valiente pronóstico acerca del hoy, no porque tengo un conocimiento profundo sobre este día en particular o sobre un periodo de la historia, sino porque esa es la naturaleza de la vida. Vivimos en un mundo imperfecto, lleno de gente imperfecta. El resultado es una cantidad de circunstancias imperfectas! Aún cuando comenzamos a caminar con Jesús luchamos con imperfecciones que nos distraen y roban nuestro gozo.

¿Por que comenzar un mensaje con una nota tan deprimente? Primero, necesitamos entender que no estamos solos. Mucha más gente de la que nos imaginamos están luchando. La necesidad de aliento es enorme y se incrementará mientras se acerca el regreso de nuestro Señor. Luego, necesitamos saber como vivir una vida de paz y como podemos pasar esta paz a otros.

Cuando ponemos nuestra fe en Jesucristo como Señor y Salvador, no recibimos la promesa de una vida sin problemas – recibimos la promesa de una Vida Eterna en la presencia de Dios. Muchas de nuestras preocupaciones en la tierra se van a mantener, pero el entendimiento de esta promesa debería alentarnos mientras cambiamos nuestro enfoque de la vida en término de dias y años, a una vida en términos de eternidad; “Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento” (2 Corintios 4:17).

Jesús vio estas mismas luchas en Sus discípulos. El quería que ellos vivieran una vida de paz y contentamiento, pero El también sabía que ellos enfrentarían muchas dificultades. Después de una noche de enseñar a Sus discípulos acerca de Su relación con el Padre por medio de la fe en Su Hijo, Jesús les dio estas palabras de aliento:

Juan 16:33
“Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.”

Jesús vino a conquistar el pecado y la muerte por medio de Su sacrificio en la cruz: la batalla con el verdadero enemigo ya fue ganada! Cuando venimos a El en fe y recibimos el regalo de la transformación de Su Espíritu, debemos mantener esta verdad al frente de TODOS nuestros pensamientos. Mientras seguimos en la lucha día tras día – aún mientras nos cansamos, perdemos algunos asaltos y queremos renunciar – siempre recordemos que por medio de nuestro altísimo Señor tenemos una esperanza eterna. Continuemos con la paz y seguridad que en Cristo se nos ha concedido la victoria final.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply