Nosotros Somos Los Creados

Salmo 100:3

We_Are_The_Created

Invertimos una gran cantidad de nuestro tiempo y energía intentando crear diversas áreas de nuestra vida. Nos esforzamos por crear el ambiente ideal de trabajo en busca de proveer los recursos necesarios para crear un ideal de vida social y familiar. Planificamos los detalles de nuestro tiempo libre en espera de crear el pasatiempo ideal; y aún nos esforzamos tanto que trabajamos para crear la experiencia “religiosa” ideal.

Salmo 100:3
“Reconozcan que el Señor es Dios; él nos hizo, y somos suyos. Somos su pueblo, ovejas de su prado.”

Ninguna cantidad de nuestro propio esfuerzo creará nunca lo “ideal.” Si estamos esforzándonos para crear, estamos persiguiendo una definición falsa, escurridiza y, variable del mundo de lo que realmente es ideal y satisfactorio. Nuestra única esperanza de encontrar el verdadero ideal esta en entender que somos la creación, no el Creador. Absolutamente lo mejor en la vida comienza con saber de quién es la vida que vivimos; “He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí” (Gálatas 2:20). Nuestra vida pertenece a Cristo y debe ser dejada con El para crear la vida que el desea.

Jesús es el Único que ha estado en el negocio de la creación; “por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra” (Colosenses 1:16). Fuimos creados por Jesús para Su propósito soberano; “nosotros somos el barro, y tú el alfarero. Todos somos obra de tu mano” (Isaías 64:8). De alguna manera hemos comenzado a considerarnos nosotros mismos como el trabajo de nuestras propias manos. Tratamos de crear una vida de acuerdo a los sistemas del mundo y satisfacer “necesidades” y “derechos” basados en una paradigma falsa del mundo. No solamente es incorrecta esta perspectiva del mundo – no solamente este sistema de valores aleja nuestro corazón de Dios y entristeza al Espíritu Santo – pero también nos puede atar mientras perseguimos una mentira que nunca nos va a satisfacer.

La verdad que nos hace libres es que nuestras necesidades son extremadamente pequeñas y que realmente NO tenemos derechos – al menos no en este mundo; “Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio” (1 Corintios 6:19-20). Hemos sido comprados con la sangre de Jesús y se nos ha dado la vida eterna como herederos conjuntos con Cristo en el Reino de Dios. Tenemos el “derecho,” el privilegio, y el gran honor de adorarle por toda la eternidad. No necesitamos ni merecemos nada más.

Si realmente queremos lo ideal, vamos a parar de tratar de crear nuestra vida y poner cada área en las Manos de un Creador amoroso. Dios define y forma lo ideal y es nuestro si lo pedimos. El hogar ideal, matrimonio, ministerio, diversión y amigos son todos nuestros – pero solo a través de soltar nuestros derechos, redefinir nuestras necesidades, y humildemente comprender que nosotros somos los creados.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply