El Centinela

Ezequiel 3:17-18

The_Watchman

Ezequiel fue llamado a ser profeta después de que fue llevado en cautiverio a Babilonia. Desde el principio de su ministerio, Ezequiel sabía que su camino sería difícil – él sabía que la gente no iban a estar receptiva a su mensaje; “Te estoy enviando a un pueblo obstinado y terco” (Ezequiel 2:4). Pero aún, desde el principio, Dios dejó claro que Ezequiel era el responsable de proclamar la verdad.

Ezequiel 3:17-18
“Hijo de hombre, a ti te he puesto como centinela del pueblo de Israel. Por tanto, cuando oigas mi palabra, adviértele de mi parte al malvado: Estás condenado a muerte. Si tú no le hablas al malvado ni le haces ver su mala conducta, para que siga viviendo, ese malvado morirá por causa de su pecado, pero yo te pediré cuentas de su muerte.”

Dios llamó a Ezequiel y claramente le dio un mensaje de verdad que esperaba que compartiera; “Tal vez te escuchen, tal vez no” (Ezequiel 3:11). Ezequiel no fue responsable por cuantas personas seguían en obediencia la Palabra de Dios; pero definitivamente fue responsable de compartir el mensaje que Dios le dio.

El llamado de Dios no está reservado para pastores, misioneros, o lideres de ministerios. Su llamado es para cada uno de nosotros quienes escuchamos Su mensaje de perdón. Si, el mundo todavía está lleno de gente “obstinada y terca” (probablemente no tenemos que buscar mas allá del espejo); pero las verdades de Dios son buenas nuevas que pueden salvar vidas y dar esperanza – es una verdad que tiene que ser compartida.

Ahora viene la parte difícil: Compartir la verdad de Dios no es una parte opcional de nuestro caminar. Cada uno de nosotros hemos sido llamados y nos es dado un campo misionero en el cual tenemos que ministrar; y somos responsables de nuestro ministerio dentro de este campo. Tome nota que no somos responsables para la reacción o respuesta, solamente para nuestra acción o inacción; “Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace” (Santiago 4:17). Fallar en responder a la guianza de Dios es pecado!

¿A cual campo Dios te ha llamado ahora? ¿Cual mensaje te ha puesto en su corazón? Hay familia, amigos, y compañeros de trabajo que necesitan desesperadamente oír el mensaje del evangelio. Hay personas alrededor de nosotros que necesitan ser motivadas a acercarse a Dios; motivadas a perdonar y restaurar relaciones; motivados a vivir según quienes son en Cristo. Este es nuestro campo misionero y este es nuestro mensaje! Tenemos que compartir en obediencia, en amor, y bajo la guianza del Espíritu Santo, aún si nadie escucha.

Somos los centinelas de Dios sobre cualquier campo que El provea. Acerquémonos a El y amemosle a El con todo nuestro corazón – tan cerca de Su lado que Su mensaje y dirección son claras. Tenemos que proclamar Su verdad dondequiera que nos dirige. Aceptemos la responsabilidad de un centinela.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply