Un Corazón Lleno de Pasión

Salmo 63:1-4

Heart_Full_of_Passion

En el mensaje “Un Dios de Conveniencia” se nos animó a ser verdaderos adoradores que caminan con Dios cada día y rechazan ponerlo “en el estante.” Nunca debemos convertirnos en gente que adora con los labios, pero que tienen sus corazones lejos de Dios (Isaías 29:13). Debemos ser cuidadosos de no extraviarnos del camino de amor leal y después enredarnos en la mala hierba y las espinas de la conveniencia egoísta.

¿Pero como podemos guardarnos contra tal extravío? ¿Como podemos reconocer cuando estamos comenzando a extraviarnos? ¿Y como podemos retornar al lugar que realmente deseamos?

Las respuestas a estas preguntas siempre las encontraremos en un profundo y apasionado amor! Nuestra relación con Dios no esta basada en un ejercicio de nuestro intelecto, esta basado en una transformación de nuestro corazón. Nuestra relación comenzó con un trabajo del Espíritu cuando nuestro corazón se hizo Suyo. Esa relación debe continuar mientras caminamos tan cerca que nuestro único deseo es darle TODO nuestro corazón – darle todo lo que ya es de El.

Después de varios años de un exitoso gobernaje, el reino de David estaba en total rebelión. Su hijo, Absalom, estaba tratando de convertirse en el nuevo rey y había forzado a David a escapar hacía el desierto. Con el trabajo de su vida derrumbandose, y lejos de su hogar y lugar de adoración, David se volvió a Dios y nos dió un claro ejemplo de pasión por Dios.

Salmo 63:1-4
“O Dios, tú eres mi Dios; yo te busco intensamente. Mi alma tiene sed de ti; todo mi ser te anhela, cual tierra seca, extenuada y sedienta. Te he visto en el santuario y he contemplado tu poder y tu gloria. Tu amor es mejor que la vida; por eso mis labios te alabarán. Te bendeciré mientras viva, y alzando mis manos te invocaré.”

Aún cuando puede ser difícil mantener este nivel de pasión cada momento del día, esta ES la relación a la que hemos sido llamados. ¡Esta es adoración! Debemos darnos cuenta que este mundo es una “tierra seca y hastiada” comparada con caminar en Su presencia. Debemos anhelar el amor de Dios más que la vida y buscar glorificarlo en todo lo que hacemos.

Si este tipo de relación suena extraña – quizá aún un poco radical – yo los invito a “saborear y ver que el Señor es bueno” (Salmo 34:8). El derramará Sus bendiciones en aquellos que van más allá de la fe y le entreguen su corazón. Si usted ya entiende esta relación pero se da cuenta que la pasión ha desaparecido, entonces lo exhorto firmemente a regresar. Regresar a lo que usted sabe que verdaderamente satisface – a lo que usted sabe que es eterno, imperecedero. Regresemos al lugar de verdadera adoración. Acerquemosnos y adoremosle con un corazón lleno de pasión.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply