Unidos En Un Propósito

1 Corintios 1:10

United_in_Purpose

En el mensaje “Sus Discípulos” vimos como nuestro amor por los demás demuestra que somos verdaderos seguidores de Jesucristo; “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:35). Vimos nuestro llamado para un amor sacrificial, y enfocarnos en aquellos con claras necesidades – los que están solos, los que sufren, los ansiosos, los deprimidos o enojados – necesidades que requieren de una acción definitiva.

Pero hay otra expresión de Amor Cristiano – un amor que es también sacrificial, pero que requiere que obstengamos de ciertas acciones, que pongamos restricción a nuestras palabras, y definitivamente que incrementemos nuestro tiempo de oración. Este es el amor que nos lleva a la unidad.

1 Corintios 1:10
“Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.”

Hay una historia de un hombre perdido en el mar. El se había dado ya por vencido. De repente, un barco aparece en el horizonte y se movía en su dirección. Sus fuerzas surgen de nuevo mientras el afanosamente mueve sus brazos, el rescate esta cerca! Pero mientras el barco se acerca, el ve a los pasajeros peleando unos con otros; muchos golpeandose, pateandose y escupiendose; y algunos aún están siendo lanzados por la borda. No tomó mucho tiempo para que el hombre comenzara a nadar tan rápido como podía para ALEJARSE del barco.

Somos pasajeros en el barco del evangelio, y la Palabra de Dios continuamente nos llama a la unidad; “Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio” (Filipenses 1:27). Si estamos unidos con Cristo, debemos estar “sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa” (Filipenses 2:2). Como Jesús oro al Padre, El dejo claro porque debemos estar unidos: “para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17:21).

La unidad nunca es un llamado para comprometer lo esencial del evangelio. Nunca debemos dar ni un solo paso fuera de la necesidad y suficiencia de la total rendición a Jesús. Pero cuando comenzamos a dividirnos sobre algunos temas como el formato de nuestros servicios, la estructura de nuestros programas, o el aspecto de nuestros edificios, claramente estamos fuera de la unidad Bíblica.

No puedo definir la linea exacta de unidad en su congregación local. Pero confiadamente puedo sugerir que hay mucho más espacio para la unidad de lo que parece en un principio. Si todos nosotros honestamente quitamos nuestro orgullo y comprendemos el propósito de Dios de un compañerismo unificado, veremos mucho más espacio para gracia y amor. Mostremos verdaderamente el amor de Cristo. Acerquémonos más y más a Jesús y mostremos al mundo que estamos unidos en Espíritu, unidos en un propósito.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply