Su Apacible Susurro

1 Reyes 19:11-13

His_Gentle_Whisper

En el mensaje “Toque de Compasión” vimos la comprensión y misericordia de Dios cuando envió a un ángel a confortar a Elías durante su momento de más profunda desesperación. El ángel demostró gran compasión ofreciendo comida a Elías y ayudándole a recuperar sus fuerzas.

Después Dios envió a Elías en un viaje de 40 días por el desierto – un viaje que terminó en la misma montaña donde Moisés recibió los Diez Mandamientos. Cuando fue confrontado por Dios en el monte, Elías honestamente expresó su desanimo: “los hijos de Israel han dejado tu pacto…sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida” (1 Reyes 19:10).

Elías se sintió totalmente solo. El comprendió la santidad de Dios y que tan lejos su gente se había desviado del camino de Dios; pero también se sintió abrumado y sin ayuda, incapaz de hacer un impacto significativo en el Reino de Dios. Dios le respondió a Elías llamándole a ser revivido Espiritualmente; “y ponte en el monte delante de Jehová” (1 Reyes 19:11).

1 Reyes 19:11-13
“Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado. Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto.”

Cada uno de nosotros que deseamos seguir el camino de Dios y servirle con todo nuestro corazón tarde o temprano nos relacionaremos con Elías. Es desafortunado, pero muchos enfrentarán la desesperada impotencia de Elías una y otra vez; la tarea es simplemente demasiado grande cuando consideramos nuestra limitada habilidad. Pero no importa cual es el problema, la solución de Dios es siempre la misma – debemos ir a Su presencia, estar revestidos con Su fuerza, y escuchar determinadamente Su guía.

Con frecuencia asumimos que cuando el Creador del Universo desea “hablar,” será una llamada con truenos; “Camina por aquí!” Pero los deseos de Dios para nuestro corazón, alma, mente y fuerza son que estemos enfocados en El; que seamos libres del desorden y el ruido – las distracciones que “entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa” (Marcos 4:19). Estar verdaderamente preparados para escuchar de Dios es una gran parte de Su llamado para todos Sus hijos. Es por eso que no debe sorprendernos que Dios con más frecuencia habla en un apacible susurro durante los momentos de quietud y silencio de nuestras vidas.

No importa que tan ocupados nos volvamos, debemos apartar tiempo de silencio sin interrupciones – tiempo en el cual podamos entrar en la presencia de Dios, adorarlo y escuchar. Dios desea animarnos y darnos clara dirección ahora. Amémosle con todo nuestro corazón y escuchemos decididamente Su apacible susurro.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply