Nunca Elegir a Barrabás

Mateo 27:17

Never_Choose_Barabbas

En el mensaje “A Quien Sacrificamos” vimos como nuestras acciones diarias reflejan nuestras prioridades y valores, y se convierten en un sentido muy real, en los sacrificios que llevamos al altar. Cada día tomamos muchas decisiones las cuales nos acercan o nos alejan de Dios – pocas decisiones son realmente neutrales.

Los lideres Judíos han emitido juicios sobre Jesús; “Es reo de muerte” (Mateo 26:66). Pero la ley romana requiere una sentencia de muerte para ser aprobada por una Corte Romana. Por ello Jesús fue traído ante Poncio Pilato, el gobernador de la región alrededor de Jerusalén.

Pilato estaba en una situación difícil. El había hablado con Jesús y no hallaba nada que mereciera la muerte; “habiéndole interrogado yo delante de vosotros, no he hallado en este hombre delito alguno de aquellos de que le acusáis” (Lucas 23:14). Pero Pilato estaba también bajo gran presión por mantener la paz en la región; así que permitió que la gente de Jerusalén tomara la decisión final.

Mateo 27:17
“Pilato les dijo: ¿A quién queréis que os suelte: a Barrabás o a Jesús, llamado el Cristo?”

Barrabás era un asesino convicto – Jesús era el hijo de Dios. La gente amaba a Jesús cuando los estaba alimentando o sanando sus enfermedades; pero cuando necesitaron tomar una decisión, la gente eligió a Barrabás: “¿Qué, pues, haré de Jesús, llamado el Cristo? Pregunto Pilato. Todos le dijeron: Sea crucificado!” (Mateo 27:21-22).

Tomamos el primer paso en nuestro caminar Cristiano, cuando creemos en Jesús para el perdón de nuestros pecados. Pero aunque este primer paso es tan significante e importante, el propósito es para comenzar un viaje de por vida de permanecer en Su presencia y vivir una vida que es “santo, agradable a Dios” (Romanos 12:1). La presencia de Dios nunca la encontramos a través de oraciones especificas o actividades religiosas; en lugar de eso, la paz de Su presencia se encuentra en las decisiones del día a día con las cuales le permitimos a Jesús ser el Señor de nuestra vida y seguirlo a donde quiera que El nos guíe. Debemos aprender a elegir cada paso diario basado en lo que es agradable a un Dios amoroso y santo.

¿Somos parte de la muchedumbre que es fácilmente influenciada o estamos dispuestos a permanecer firmes en nuestra fe? ¿Se ha convertido Dios en un Dios de conveniencia que usamos solo para emergencias, o es El realmente SEÑOR de nuestras vidas? Todos enfrentamos la misma decisión (muchas veces cada día) como la gente frente a Pilato: ¿Jesús o Barrabás; los caminos de Dios o los caminos del mundo; vida o muerte? Si deseamos una vida de intimidad con Dios, dándonos como sacrificio vivo para darle honor y gloria a El, debemos comenzar a elegir prudentemente. Con determinación debemos enfrentar la multitud de nuestras decisiones diarias y estar decididos a nunca elegir a Barrabás.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply