Creencia que Salva

Santiago 2:14,17

A_Belief_That_Saves

En el mensaje “La Voluntad del Padre” vimos que no todos los que hacen grandes cosas para Dios entrarán al Cielo, sino “sólo el que hace la voluntad de mi Padre” (Mateo 7:21). Mas adelante vimos que la voluntad del Padre es “que todo el que reconozca al Hijo y crea en él, tenga vida eterna” (Juan 6:40). Nos han dado el regalo de la vida eterna por nuestra creencia (o fe) en Jesús, no por CUALQUIER cosa que hacemos; “todos nuestros actos de justicia son como trapos de inmundicia” (Isaías 64:6).

La salvación es un regalo para aquellos que creen y nunca puede ser ganado. Pero…es necesario que entendamos que significa creer y que cambios habrán cuando creemos. “¿Tú crees que hay un solo Dios? ¡Magnífico! También los demonios lo creen, y tiemblan” (Santiago 2:19). Una creencia salvadora es mucho mas que reconocer la existencia de Dios o aún la existencia de Su Hijo – ¡aún los demonios creen esto!

La creencia en Jesús no es solamente un entendimiento intelectual. Creer implica someternos con humildad. Nunca “reconoceremos al hijo” al menos que primeramente reconozcamos nuestra condición, que estamos eternamente perdidos debido al pecado; y nunca verdaderamente “creeremos en El” hasta que aceptemos nuestra inhabilidad completa de salvarnos a nosotros mismos. Un hombre que se está ahogando no buscará ayuda hasta que primeramente acepte su necesidad de ser rescatado.

Para ser rescatado, tenemos que creer tan completamente que abandonamos todos los otros tipos de rescate y nos aferramos al Único que verdaderamente puede salvar; “cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo” (Lucas 14:33). Despojarnos de todo no nos puede salvar, pero la creencia verdadera revela la naturaleza trivial de nuestras ataduras mundanas y crea un entendimiento de que todo pertenece a El. Veremos nuestra vida como una vivida por El y haremos TODO para Su gloria.

Santiago 2:14,17
“Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno alegar que tiene fe, si no tiene obras? ¿Acaso podrá salvarlo esa fe?…Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta.”

La creencia tiene que producir un cambio en nuestras vidas o sabremos que no es una creencia verdadera – es nada mas que un entendimiento intelectual muerto! En el momento que realmente creemos, somos “marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido” (Efesios 1:13), y llegamos a ser “una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!” (2 Corintios 5:17). ¡Creencia crea cambios a través de la obra del Espíritu Santo!

Si nos hacen falta evidencias de una vida cambiada, no nos podemos enfocar en crear el cambio. Este tipo de cambio llegará a ser “trapos de inmundicia.” Si nos hacen falta evidencias, debemos volver a la cruz y poner TODA nuestra confianza en Jesús, creyendo que El ya pagó el castigo por nuestros pecados y que nos ha otorgado el pasaje a través de la puerta estrecha a la vida eterna. De la manera que entregamos control a nuestro Padre Celestial, fruto y obras buenas abundarán. Nuestra vida será cambiada por siempre, pero solamente si comenzamos con una creencia que salva.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply