Nuestras Paredes Espirituales

Nehemías 10:29

Our_Spiritual_Walls

Nehemías vivió en los días seguidos del cautiverio de Jerusalén en Babilonia. Los primeros cautivos fueron liberados para regresar a Jerusalén y reconstruir el templo. Sin embargo, los que regresaron dejaron las paredes de la ciudad en un mal estado severo. Cuando Nehemías escuchó este desalentador reporte, el pidió el permiso del rey de regresar a Jerusalén y reconstruir las que un día fueron poderosas paredes.

La petición de Nehemías fue concedida. El viajó a Jerusalén en el año 445 AC y motivó a la gente a reconstruir las paredes en tiempo record. Pero Nehemías descubrió que había más que paredes físicas destruidas en Jerusalén. Habían pasado muchos años desde que la gente verdaderamente adoraba a Dios – las paredes Espirituales estaban ahora en desesperada necesidad de reparación.

Nehemías supo que el único camino hacia la restauración Espiritual era a través de la Palabra de Dios. El reunió a la gente, y ellos lloraron mientras Esdras leía la Palabra de Dios “desde la mañana hasta el mediodía” (Nehemías 8:3). Durante siete días, Esdras continuó leyendo la Palabra de Dios. En el octavo día las paredes comenzaron a restaurarse mientras la gente “en las tres horas siguientes le confesaron sus pecados y lo adoraron” (Nehemías 9:3). La restauración ocurrió cuando ellos comprometieron nuevamente sus vidas a seguir los mandamientos de Dios.

Nehemías 10:29
“Se unió a sus parientes que ocupaban cargos importantes y se comprometió, bajo juramento, a vivir de acuerdo con la ley que Dios les había dado por medio de su servidor Moisés, y a obedecer todos los mandamientos, normas y estatutos de nuestro Señor.”

Nuestro mundo no deja de cambiar. Las naciones continúan construyendo paredes físicas y atacandose unos a otros, pero muestran poca preocupación por las paredes Espirituales que son las que nos protejen del verdadero enemigo. Muchos años de negligencia y gran distanciamiento de los caminos de Dios, han dejado nuestras paredes Espirituales colapsadas y vulnerables. Nuestras familias rara vez toman la guía de Dios y en nuestras cortes se hacen leyes sin buscar Su consejo. ¡Ataques vienen en todas las direcciones y nuestras defensas son débiles!

La restauración de nuestras paredes Espirituales no va a suceder a nivel nacional. Los gobiernos se han vuelto muy grandes y diversos aún para reconocer esta necesidad. Pero nosotros tenemos la oportunidad alrededor de todo el mundo de reconstruir las de una persona, una familia, una iglesia, y una comunidad a la vez. Tenemos la posibilidad de reconstruir la porción de pared, dentro de nuestro circulo de influencia. ¡¡Juntos PODEMOS reconstruir y fortalecer!!

Como en el tiempo de Nehemías, debemos regresar a una pasión por la Palabra de Dios. Sus Palabras revelan Su plan a través de la fe en Su Hijo, y la guía y fortaleza a través del Espíritu Santo. Seamos gente dedicada al estudio y oración, y permitamos cada día de nuestra vida ser guiados por el Espíritu de Dios. Hagamos el compromiso permanente de enfocarnos en lo eterno y reconstruir nuestras paredes Espirituales.

Tenga un Dia Centrado en Cristo!

Steve Troxel
Ministerios La Palabra Diaria de Dios

DonateNow

Leave a Reply